CÁCERES | SE REABRE EL CASO

CÁCERES | SE REABRE EL CASO

Así confesó el asesino del crimen de Coria: "Lo he matado pero no lo vas a poder demostrar, jódete"

La hija de la víctima del crimen de Coria ha conseguido reactivar la investigación del asesinato de su padre, cuatro años después. Ángel fue hallado sin vida en un descampado. Estrangulado. El principal sospechoso siempre fue su pareja Manuel por un posible móvil económico. Ángel tenía dinero y Manuel, una supuesta ludopatía. Manuel quedó libre a pesar de los indicios en su contra.

| | 15/11/2018

Ángel Sevillano y Manuel Sosa era un matrimonio que vivían en Coria del Río. El cadáver de Ángel se halló en un descampado el 5 de mayo de 2013. La autopsia reveló que murió estrangulado, y que por tanto se trataba de un homicidio. Pero desde entonces nadie ha pagado por el crimen, aunque tres meses después de su muerte los investigadores detuvieron a su marido, Manuel Sosa, al descubrir una infinidad de indicios contra él.

"La autopsia reveló que Ángel fue estrangulado y se trataba de un homicidio"

En primer lugar, un juego de llaves. El que supuestamente robaron a la víctima. A los agentes les llamó poderosamente la atención que Sosa no cambiase la cerradura de su vivienda si había un asesino suelto capaz de entrar en su casa. Pero además Manuel no tiene coartada alguna. Es más, le pillaron mintiendo. Aseguró que la mañana de la desaparición de Ángel él estaba en un supermercado. Pero ni las cámaras de seguridad del establecimiento, ni los tickets de aquel día confirmaron esas supuestas compras. Y este no fue el único engaño en el que le pillaron. Sosa aseguró que extrañado ante la ausencia de su pareja, salió a buscar a Ángel hacia el río. Pero en las distintas versiones que ha llegado a dar no coinciden ni la hora ni las distancias, mencionado recorridos completamente distintos cada vez.

"Manuel no tenía coartada y le pillaron mintiedo tras decir que estaba en un supermercado"

La mala relación entre la pareja es otro de los indicios clave que apuntan a Manuel Sosa. La víctima incluso se pudo haber planteado el divorcio por la cantidad de dinero que supuestamente perdía Sosa en las máquinas 'tragaperras'. Y este es precisamente otra de las pruebas contra él. Su presunta adicción al juego, que le habrían llevado a sacar, curiosamente, 10.000 euros un día antes del crimen.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.