'Espejo Público' ha accedido a la declaración de la madre de Godella que habría matado a sus hijos de 3 años y 5 meses. La mujer apareció escondida en un bidón. Desnuda y con arañazos de haber corrido por el bosque sin ropa.

Al ser interceptada por la Guardia Civil asegura que les persigue una secta peligrosa y que uno de sus hijos está poseído por el diablo. Esta es la declaración completa de María, la presunta parricida de Godella:

"Desperté a Gabriel de madrugada porque quería tener sexo, porque hace mucho tiempo que no nos acostábamos. Tengo miedo, porque Gabriel me ha pegado una paliza esta mañana y tengo mucho miedo y me estoy ocultando aquí. ¿Dónde están mis hijos?. Quiero ver a mis hijos, me da miedo que les haya pasado algo a mis hijos. Hay una secta que nos persigue y tengo un hijo que está poseído por el diablo".

Tras escuchar a la madre los agentes se dirigieron a la chabola okupa donde residía la pareja y encontraron al padre de los niños que dijo no saber donde estaban los pequeños.