Una mujer ha sido asaltada en el barrio malagueño de 'El Palo'. La agresión parecía un intento de atraco ya que el individuo entró en una panadería, cúter en mano, y con un casco de moto. Sin embargo, las intenciones del sujeto eran las de agredir sexualmente a una de las empleadas a la que llevó a la fuerza hasta el almacén.

Fue una vecina de la zona la que escuchó los gritos y llamó a la Policía. El presunto violador se dio a la fuga y dejó a la víctima con la cara ensangrentada, ya que la había empujado contra un frigorífico con violencia.

La mujer explicó a al Policía que el individuo comenzó a realizarle tocamientos y ella al oponer resistencia le había mordido una mano. Los agentes localizaron al hombre en una zona cercana al negocio y procedieron a su detención.