Señala que un director de hotel se va a encontrar "con temas imposibles de pensar". Asegura que este tipo de profesionales pasan muchas hora en los hoteles y a menudo tienen que lidiar con situaciones inesperadas, propias de ciencia ficción.

Baños ha explicado una de las historias más insólitas que se encontró en su hotel. Una pareja de recién casados hacían mucho ruido en la habitación. Llamaron a la puerta pero estos no abrían. Preocupados, entraron en la habitación y encontraron a la pareja desnuda.

"Él no había dado la talla sexualmente hablando y se quería tirar por la ventana", comentaba. Asegura que la mujer le animaba a tirarse y le decía: "¡Salta!". En ese momento el equipo del hotel se centró en tranquilizar al recién estrenado marido y encauzar la situación de la manera más pacífica posible.