María, la madre de Godella que supuestamente habría asesinado a sus hijos en Godella (Valencia), realizó un inquietante dibujo estando en prisión. La presunta parricida recogía en una ilustración su situación mental.

Se trataba de un arbol con raíces. Las raíces estaban formadas por sus hijos, su marido Gabriel y ella misma. En los textos llegaba a decir: "Nada tiene sentido, nada ya me importa todo es y está. Futuras raíces que tengo que hacer crecer".

Los expertos valoran este dibujo para sacar conclusiones sobre el estado mental de esta madre que habría sufrido un ataque psicótico cuando acabó con la vida de sus hijos de 3 años y 5 meses.