Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

LA OPINIÓN DE LA EXPRESIDENTA DEL CONGRESO

Ana Pastor, sobre las negociaciones PSOE- Unidas Podemos: "No se puede despreciar a quien preside un partido"

Ana Pastor, expresidenta del Congreso de los Diputados, considera que para entender la situación política actual "debemos entender de dónde venimos" aludiendo a la moción de censura que trazó Sánchez para echar a Rajoy del Gobierno.

Recuerda que hubo una "moción de censura injusta" donde "los socios de Sánchez son los que apoyaron para echar a Rajoy". Señala además que desde entonces el PSOE ha intentado aprobar unos presupuestos que no han salido y ha convocado elecciones "porque le convenía". "Me imagino que porque las encuestas le iban bien", destaca.

Considera Pastor que uno de los fallos de Sánchez ha sido su cambio de actitud con Unidas Podemos. Destaca que tras las elecciones generales llegaron a un acuerdo con la formación de Pablo Iglesias en la que se repartían la mesa de los diputados pero tras las elecciones autonómicas, en las que Podemos baja, "la actitud de Moncloa cambia".

Destaca que Pablo Casado ofreció a Sánchez pactos de Estado pese a la moción de censura pero Sánchez desoyó todo aquello. Algunos de los socios de Sánchez se han sentido maltratados. "No puedes despreciar a quien preside un partido político y tampoco se puede menospreciar la falta de experiencia para formar la parte de un Gobierno porque habría que preguntar a algunos qué experiencia tenían para estar en el Gobierno", señala.

Publicidad

burro

El fenómeno viral de la burra Baldomera llega a Pakistán, Japón y Australia

El periodo de confinamiento decretado en el estado de alarma para combatir el ascenso del coronavirus ha hecho que muchos seres queridos estén semanas separados. Ahora, la desescalada nos deja la tierna imagen de los reencuentros de aquellos que aguardaron meses para poder volverse a ver.

vecinos

Un barrio de Barcelona se levanta frente a los okupas: "Nos han traído violencia, robos y drogas"

Los vecinos de Trinitat Vella (Barcelona) ya no pueden más. Desde hace meses (antes incluso de que se decretara el estado de alarma por el confinamiento) viven aterrorizados por las amenazas de los integrantes de una casa okupa.