El supuesto tirador es un sujeto sumamente peligroso, que habría quebrantado varias veces la orden de alejamiento y que tiene antecedentes penales.

El padre de la joven cuya casa fue tiroteada asegura que su yerno fue legionario y tiene antecedentes criminales por robar drogas a otros narcos. De los 14 disparos que dio a la casa uno de ellos traspasó la pared donde dormía el hijo pequeño, aunque afortunadamente no se encontraba en ese momento en la estancia.

El sujeto está en busca y captura por la Policía. Lamentan los abuelos que los niños, cuando vuelven de estar con el padre dicen que no quieren volver con la madre porque el padre les influye.

En un momento del directo una patrulla de la Guardia Civil ha acudido a la casa en la que se producían los disparos ya que el padre amenazaba de muerte a la familia.