'Espejo Público' ha tenido acceso a este documento. El informa explica las fracturas que sufrió el niño al caer 72 metros. El forense deja claro que la muerte es por precipitación y axfisia.

En el informe se establece que la piqueta no pudo causar la muerte del pequeño. No es habitual que una autopsia haga este tipo de puntualizaciones pero el informe que presentó la defensa del dueño de la finca donde estaba el pozo asegura que la muerte del niño fue causada por los servicios de rescate.

Alfonso Egea avanza que se espera un contrainforme de parte definitivo de la autopsia sobre la muerte del pequeño Julen.