Estos hallazgos han generado una gran alarma social entre los vecinos. Se trata de ejemplares de más de metro y medio. Altamente agresivas, las serpientes han sido capturadas con mucha precaución por los efectivos.

Los animales ya han sido depositados en centros especializados en su conservación. Se cree que podrían pertenecer a particulares que habrían decidido soltarlas.