Estafa

Alerta por una empresa de reformas que abandona la obra sin dejar rastro una vez ha cobrado el último pago

Los casos de Ángel o el de Gemma y su marido solo son algunas de las historias de los muchos afectados por esta empresa de reformas. El supuesto jefe de obra entregaba un presupuesto detallado que conquistaba a los clientes. Cuando cobraba desaparecía sin dejar rastro, ni siquiera devolver las llaves.

Publicidad

Tras haber perdido más de 60.000 euros Ángel asegura ser una de las víctimas de una empresa que se comprometía a hacer reformas en las viviendas y les dejaba tirados con la obra después de haber cobrado el último pago. El patrón se repite para todos los afectados. La empresa ofrecía un presupuesto detallado y con todas las garantías y enviaba un equipo de albañiles a la vivienda. Avanzaban el trabajo mínimamente y cuando cobraban el último plazo desaparecían sin dejar rastro.

Ángel entregó su dinero a un constructor que le dio mucha confianza en sus explicaciones del proyecto de obra. Nunca pensó que los trabajadores le dejasen con la casa empantanada e incluso le robaran una estufa de pelé nueva. El presunto defraudador tiene 7 empresas de las que es el único ejecutor. "Yo no sé si voy a recuperar mi dinero pero pido que a este señor por lo menos se le pare", mantiene.

Estafa a una pareja que preparaba su nueva casa para el nacimiento del bebé

Gemma y su marido también son víctimas de esta estafa. Ella estaba embarazada y ha tenido a su bebé pero la casa sigue en obras y no han podido trasladarse al inmueble. Comenzaron a reformar la casa el 4 de abril y Gemma ha dado a luz hace 20 días. Les dijeron que a final de junio la casa estaría completamente reformada. Sin embargo, un día los obreros desaparecieron y ni siquiera les han devuelto las llaves.

"Nos dio el presupuesto tan desglosado que realmente era el que más confianza nos daba"

La pareja ha perdido unos 56.000 euros y ahora han contratado a otros trabajadores para poder terminar el trabajo. Cuenta Gema que esta empresa de reformas les pasó un presupuesto muy detallado, ya que necesitaban pedir una subvención por una posible reforma energética. "Nos lo dio todo tan desglosado que realmente era el que mejor estaba hecho y nos fiamos", reconoce.

Empezaron a sospechar de que algo no iba bien al ver el trabajo que hacían los obreros. En un primer momento una de las paredes que levantaron estaba torcida y llevada a cabo con una dudosa técnica. A partir de ahí la obra se ralentizó hasta que los trabajadores terminaron desapareciendo.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad