El primer edil desmiente la noticia y pide la rectificación de los medios que la han difundido. Señala que los trabajos que se estudian en la zona son los de restauración de acceso al conocido como dolmen del Cerro de la Corona. Una instalación turística que nada tiene que ver con Julen. Estaba previsto que la vía de acceso a esta zona se mejorara antes del desgraciado accidente pero debido a las labores de rescate, estas obra se pospusieron.

El alcalde ha querido aclarar que el pueblo no hará nada para lucrarse a través del accidente por el que murió el pequeño.