Los hechos acudieron en la madrugada del sábado 14 de julio en Manresa. Una menor de 17 años que estaba de fiesta conoció a un joven mayor de edad. Tal y como declaró posteriormente a la Policía, se marchó con él a su casa para continuar con la fiesta. Allí consumieron alcohol y sustancia estupefacientes. Se trataba de un piso okupa donde vivían otros jóvenes de entre 18 y 25 años.

Según denunció la víctima, ya en el piso cuatro jóvenes, incluido el chico de origen magrebí al que conoció esa noche, abusaron sexualmente de ella. Tras los hechos, la menor denunció en la comisaría la agresión. La joven fue trasladada al hospital, donde fue examinada por un forense. Posteriormente la Policía detuvo a los 4 presuntos agresores.

La Policía científica inspeccionó el piso para extraer muestras. Posteriormente se precintó la vivienda okupa. En las próximas horas los cuatro detenidos, que se encuentran en prisión preventiva, declararán ante el juez.