Pone de manifiesto que la probabilidad de que una persona muera de dos puñetazos es muy baja."Ya lo dijo el forense", destaca. Borja declaró en el juicio, según su abogado, que recibió un puñetazo del fallecido. El único testigo de los hechos fue un kiosquero "que vio un enfrentamiento entre dos personas".

Destaca que la agresión se produce porque Borja reacciona en segundos y "defiende a una persona a la que están pateando la cabeza". "No hay una voluntad de Borja de causar un daño a esta persona, es algo absolutamente impredecible", destaca.

El letrado reconoce que su defendido ha cometido un homicidio imprudente pero cree que también deben valorarse los atenuantes. Señala que Borja "ni se cree héroe ni víctima".

Sobre la recaudación de 'crowdfunding' que ha llevado a cabo Vox piensa que "se debe dejar de lado el plano político". Ha explicado que Vox entregará el dinero directamente en el juzgado, "no va a pasar por manos de Borja ni nada". De este modo a Borja le quedarían por pagar 64.000 euros.