Uno de los hijos de la víctima contó en este programa como sucedió todo aquel fatídico día en el que su madre finalmente murió. La médico ahora está acusada de homicidio por imprudencia grave y profesional.

José explicó como después de llamar reiteradas veces al 112 advirtiendo a los médicos de que su madre no mejoraba, la médico que ya había acudido al domicilio anteriormente y había diagnosticado una gastroenteritis, se negó a volver a la casa ya que no vio suficientemente grave el estado de la mujer.

El juicio por esta presunta negligencia médica tendría que haberse celebrado este jueves en Málaga, pero finalmente se ha suspendido y José ha comentado a las puertas de los juzgados: "Estamos fuertes, vamos a seguir. No nos vamos a cansar aunque lo sigan ampliando 20 veces"."Esperemos que sirva para algo, y que nadie pase lo que hemos pasado nosotros" aseguraba éste.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.