Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Negligencia médica

La mujer que ha sido operada 29 veces del codo por una lesión leve tras una negligencia médica

El servicio de Salud de Andalucía debe indemnizar con 105.000 euros a esta vecina de Motril (Granada) tras operarla 29 veces del codo por lo que en un principio era una leve lesión.

Un juez ha condenado al Servicio de Salud de Andalucía a indemnizar con 105.000 euros a Carmen, una vecina de la localidad de Motril (Granada), por una negligencia. Sin embargo, Carmen cambiaría ese dinero por volver a tener su codo bien.

Entre 2006 y 2014, la mujer ha pasado 29 veces por el quirófano y ha estado casi 60 veces ingresada en el hospital por el mismo motivo: una negligencia médica a raíz de una simple lesión en el codo. Sin embargo, ese error que, según la sentencia final ha sido motivada por una "pérdida de oportunidad", le ha llevado a depender diariamente de ayuda externa para hacer cualquier tipo de tarea.

Tal era la desesperación que Carmen consiguió contactar con el doctor Pedro Cavadas, reconocido cirujano, sin embargo, tal era el 'desastre' que le habían hecho en el brazo tras casi 3 decenas de operaciones, que ni él mismo ha sido capaz de reconducir y solucionar su problema.

Tras decenas de intervenciones quirúrgicas y una incapacidad del 62%, Carmen está obligada a llevar de por vida una prótesis fija (protector de soporte ajustable).

Ante la resolución de la sentencia, el abogado de la mujer indica que, "no estamos ante un supuesto de mala praxis, sino lo que determina la sentencia es una perdida de oportunidad", es decir, que "se tenia que haber hecho todo un protocolo médico para determinar cual era la causa de una fractura sin que hubiera habido un traumatismo", mediante "una biopsia, un test de psicometría o una prueba de vitamina D", sin embargo indica que "nada de eso se hizo inicialmente, sino que se puso una férula inicial y hasta nueve meses después, no se hizo la prueba de biopsia y dos años después la de psicometría, para ver cual era la causa real", indica.

Por tanto, el documento concluye que la paciente sufrió una pérdida de oportunidad, es decir, perdió la posibilidad de un diagnóstico precoz y un tratamiento más adecuado porque los médicos que la atendieron en febrero de 2006 no investigaron el origen de la extraña rotura espontánea del cúbico que sufrió y, por tanto, la condena al servicio de salud a indemnizarla económicamente.

Toda la información relacionada con esta negligencia médica a través de Antena3.com y Atresplayer.