Se llama Mari Carmen, tiene 61 años y vive en Carabanchel. Esta mujer, buscaba pareja en una aplicación de citas amorosas y ha acabado en la ruina. Su falso novio consiguió estafarle 80.000 euros, los ahorros de toda su vida.

Su vida dio un vuelco cuando conoció, en una plataforma de contactos, a un marinero canadiense. Durante dos meses esta madrileña creyó estar viviendo una historia de amor de película, hasta que se enteró de que todo era una estafa y un engaño

Mari Carmen ha puesto tres denuncias y espera poder recuperar su dinero. "Le cogí 20.000 euros a mi madre para ayudarle", lamenta esta mujer madrileña.

La Interpol está rastreando el recorrido del dinero a través de las cuentas bancarias.