Publicidad

IMPUESTO DE SUCESIONES

Javier Bravo, Consejero de Hacienda:"Recibir una herencia se convertía en un auténtico drama"

“La bajada de impuestos genera actividad y genera riqueza y por eso llevamos este decreto tan ambicioso” dice Javier Bravo, Consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía en Espejo Público, tras la bonificación del impuesto de sucesiones del 99% en Andalucía.

Bajar el impuesto de sucesiones y donaciones fue una de las promesas del presidente andaluz, Juanma Moreno, durante la campaña de las elecciones de Andalucía. Esta semana, esa medida se cumplirá.

“Hemos pretendido cumplir un compromiso de gobierno”, dice el Consejero de Hacienda a la Junta de Andalucía, Javier Bravo, en Espejo Público. Con esta medida pretenden acabar con la injusticia de este impuesto y explica que antes “recibir una herencia se convertía en un auténtico drama o en un auténtico problema”.

El gobierno de la Junta de Andalucía seguirá trabajando porque “creemos que la bajada de impuestos genera actividad y genera riqueza y por eso llevamos este decreto tan ambicioso”, añade Bravo.

A partir de este jueves el ejecutivo andaluz evitará las situaciones de “agravio fiscal” hacia familias por el simple hecho de “recibir herencias que han trabajado sus padres, sus abuelos y que esa situación desaparezca en el ámbito del territorio de Andalucía”.

Además de bonificar este impuesto el gobierno autonómico rebajará algunos de los tramos autonómicos del IRPF y del impuesto de transmisiones, “pretendemos seguir rebajando los impuestos siempre que el ámbito presupuestario lo permita”.

Esto es una primera medida de rebaja de compromiso con los andaluces pero “lo deseable es bajar impuestos para que la falta de eficiencia no la paguen los contribuyentes con sus impuestos si no que obligue a la administración a ser más eficiente con el gasto público”.

Además, el consejero de Hacienda, se compromete con los ciudadanos andaluces y explica que “lo que no puede ser es que nosotros le pidamos más ingresos a los ciudadanos porque no somos eficientes en la gestión pública en la gestión del presupuesto”.

Aunque esta medida no ha sido acogida de forma positiva por todo el mundo, algunos quieren que se iguale también entre hermanos y no solo de padres a hijos y entre cónyuges. Además, los afectados hasta ahora piden la retroactividad de esta tasa y aunque este impuesto no tiene retroactividad, Bravo dice que se están estudiando casos particulares y están manteniendo reuniones con distintas asociaciones.