El conductor del coche que se empotró en el hospital de Basurto, en Bilbao, ha sido detenido. El chico de 30 años acompañó a su hermano a urgencias y cuando le dijeron que tenía que esperar para ser atendido el varón metió su coche hasta la sala de triaje donde comenzó a gritar: "¡Si se muere mi hermano os mato a todos!".

“Bajamos corriendo y vimos la situación. Un coche en medio del servicio de urgencias”, cuenta uno de los enfermeros que se encontraba en el hospital cuando ocurrieron los hechos.

“Reacciona con una violencia excesiva” explica Gustavo Pastora del sindicato ESK, y cuenta que el chico además trataba de intimidar a las compañeras que le estaban atendiendo.

'Pumuki', como se le conoce, tiene antecedentes policiales y ha sido detenido acusado de conducción temeraria y daños en bienes públicos.