Emiliano García-Page consigue la mayoría absoluta en Castilla-La Mancha. 19 de los 33 escaños del Parlamento lo que le permitirá, por primera vez, gobernar sin necesidad de coalición.

Según Page poder gobernar con esta libertad le supone 'una más razonable seguridad', tiene la tranquilidad de poder hacerlo sin ningún tipo de presión, afirma. También asegura que la caída de podemos no ha sido solo en Castilla-La Mancha y que las críticas a Amancio Ortega no les han beneficiado en absoluto.

Emiliano García-Page esta convencido de que España nunca funcionaría dividida en dos y que los extremos, tanto la izquierda como la derecha no benefician en absoluto al país.

En cuanto Ciudadanos, Emiliano es consciente de que Guadalajara, Cuenca, Albacete y Ciudad Real dependen de ellos por lo que considera llegar a un acuerdo y negociar.

Susana Griso le propone una cuestión: ¿Se ha beneficiado del efecto Moncloa o el efecto Moncloa se ha beneficiado de García-Page?