La madre de Romina Celeste ha sido entrevistada en Espejo Público en donde ha lamentado que su hija no le contara nada de su situación. Ha aprovechado para agradecer la labor de la Guardia Civil y ha afirmado que sólo quiere justicia y "llevarme a mi hija más que ese pequeño pulmón que encontraron".

Romina Celeste Núñez, una joven paraguaya de 25 años, fue vista por última vez el 31 de diciembre del pasado año, aunque su marido denunció su desaparición una semana después. Pero la Guardia Civil enseguida puso el foco de la investigación en el marido, que reconoció que cuando llegó a casa se encontró a su mujer muerta y al asustarse, decidió deshacerse de su cuerpo descuartizándolo y lanzándolo al mar.

Romina Celeste Núñez se casó en agosto tres días después de recibir una paliza. Aunque no fue la única, ya que tres días antes del crimen su presunto asesino la maltrató y ella, asustada, escribió a un familiar que "tenía que poner fin a la relación porque la siguiente paliza la mataría".

Te puede interesar: