La Guardia Civil ha detenido al novio de la compañera de piso de Miriam Vallejo por su vinculación con el crimen de la joven. Ella desapareció en Azuqueca de Henares cuando fue a pasear a los perros y después se encontró el cadáver con 24 puñaladas.

El detenido es un joven de 29 años que fue arrestado en la vivienda de sus padres. Siempre se sospechó de alguien del entorno porque los perros con los que salió la víctima a pasear no se alarmaron.

El cuerpo sin vida de la joven fue hallado por un chico de 20 años y una chica de 17 años que recorrían el mismo camino que siguió Miriam. Desde primer momento, los agentes destacaron el ensañamiento y la rabia con la que se había cometido el crimen.

El presunto asesino mantuvo la coartada de que estaba jugando a la videoconsola, pero los investigadores han conseguido determinar que su actividad durante las horas en las que se produjo el crimen fue nula, además de una serie de indicios que no arrojan ninguna duda sobre su implicación.

Ocho meses después del crimen, el extraordinario trabajo de criminalística y del grupo de homicidios de la Guardia Civil de Madrid ha permitido resolver el caso.