Alquiler

Ni apartamento ni hotel, la moda del alojamiento flexible

El sector de la vivienda se reinventa y la última moda son los "alojamientos flexibles", establecimientos que ofrecen muchos de los servicios de un hotel pero donde los huéspedes se sientes como en casa. Son pequeñas viviendas con cocina, dormitorio y zonas comunes pensadas para estancias temporales.

Publicidad

Nada más entrar nos encontramos la típica recepción de hotel, alrededor del recepcionista lo de siempre: un hall, una cafetería, salas de reuniones y desde allí vemos la piscina y el jardín. A primera vista todo parece indicar que estamos en un hotel pero si preguntamos nos aclaran que no lo es, que se trata de un nuevo formato de vivienda donde se mezclan los servicios de un hotel y de una vivienda estándar. Estamos hablando de los "alquileres flexibles". Es la nueva apuesta inmobiliaria para dar respuesta al boom del alquiler en España.

Hay mucha demanda porque faltan casas de alquiler y porque el modelo de vivienda que ofrecen resulta muy atractivo para los inquilinos de grandes ciudades como Madrid donde muchos vienen a vivir por temporadas ya sea por motivos de trabajo o para estudiar. Este complejo de "alquileres flexibles" acaba de abrir sus puertas y se encuentra en la localidad madrileña de Alcobendas. En total son 384 apartamentos y en apenas dos meses ya están alquilados casi la mitad nos dice Juan Luis Díaz, director de marketing de Livensa Living para España y Portugal.

¿Qué tipo de inquilinos viven en alojamientos flexibles?

Entre sus huéspedes, nos explica Juan Luis, tienen desde estudiantes españoles o extranjeros que vienen a estudia un grado o un máster, gente que trabaja, solteros que buscan poder relacionarse con gente de su edad, parejas que llevan poco tiempo en la capital o personas mayores ya jubiladas que se vienen a Madrid para estar cerca de sus hijos.

"En dos meses ya están alquilados casi la mitad de los apartamentos", asegura al empresa que los gestiona

Uno de esos huéspedes, como les llaman, es Eneko, es estudiante y ha venido a Madrid para hacer un máster. Después de buscar por la zona nos explica que "se decidió por estos alojamientos porque están muy bien y le quedan muy cerca de su universidad". El apartamento tiene cocina, baño, un salón y un dormitorio al que se accede a través de una puerta corredera que sale de la sala de estar. "Es un espacio pequeño" dice Eneko "pero suficiente si vas a estudiar para una persona sola".

Otro de los huéspedes que nos encontramos en la recepción es María Carlota, una mujer mayor que junto a su marido van a vivir allí unos tres meses para visitar a su hijo que está estudiando en Madrid. Según su experiencia en "un nuevo modelo de vivienda". En el gimnasio nos encontramos a una pareja de inquilinos que acaban de llegar de Brasil, Tiago y Yaki, van a estar aquí de alquiler todo el año. Aseguran que es la mejor opción de alquiler que han encontrado porque pueden utilizar muchísimas instalaciones comunes a un precio muy atractivo comparado con las típicas viviendas de alquiler

"Es como un apartamento con todo incluido" según los inquilinos que viven allí

Los precios de estos apartamentos están entre los 799 euros al mes a los 1.265 euros dependiendo del tamaño. En este precio se incluyen todos los gastos: agua, luz, gas, calefacción, internet, un servicio de limpieza semanal, gimnasio, piscina, pádel, barbacoas exteriores y el uso de todas las instalaciones (salones de reuniones, salas de coworking, salones cocina, etc.).

Los alquileres disparan su precio

La subida de los tipos de interés está llevando a muchas familias a optar por el alquiler en lugar de contratar una hipoteca. Pero este movimiento hacia el alquiler está generando, en este mercado, un exceso de demanda que sumado a la falta de oferta está impulsando el precio del alquiler. Según un informe de fotocasa en junio de 2022 el 38% de los españoles que buscaban vivienda optaban por alquilar ahora en diciembre el alquiler es la opción favorita para el 46% de los encuestados. Los expertos inmobiliarios calculan que faltarían unos dos millones de viviendas en alquiler para satisfacer la demanda de alquiler en España. Esta situación está provocando que los precios del alquiler estén por al nubes y que no dejen de subir. Sube el precio de las viviendas en alquiler y también los alquileres compartidos. En este tipo de viviendas compartidas los precios se podrían disparar entre un 5% y un 10% en 2023.
Antena 3 » Programas » Espejo Público

Publicidad