Hemos colocado tinta de boli bic normal sobre la parte de atrás de una hoja.

Cuando más parecida la hoja a un casco de barco mejor funcionará. Lo que ocurre aquí es el Efecto Marangoni, que es la transferencia de masa en una interfase entre dos fluidos debido a un gradiente de tensión superficial.

Para entenderlo hay que entender que en un líquido las moléculas experimentan fuerzas de atracción entre ellas, pero en la superficie sólo existe la atracción hacia las moléculas del interior del líquido. Dicha fuerza resultante hacia el interior se llama tensión superficial. Ahora bien, cuando se juntan dos líquidos con diferente tensión superficial, la de mayor “tira” más fuerte de las moléculas, de forma que se produce un flujo de masa (moléculas) hacia donde “tira” más.

De modo que un líquido con una baja tensión superficial (tinta) tenderá a fluir hacia otro de mayor tensión superficial (agua) siempre que estén en contacto. Este gradiente de tensión superficial genera una fuerza (de la tinta al agua) que por acción reacción impulsa la hoja hacia delante como si de un motor en un barco se tratase.