Se trata de un juego arcade cuyo objetivo es subir la bola sobre una barra para meterla en el agujero correcto del muro, en caso de no llegar a tiempo o meterla en el agujero incorrecto, la partida finaliza. Incluye 3 niveles de altura cuya dificultad va aumentando. Al colar en el tercer y último agujero, se volverá al primero reduciendo el tiempo de partida y pasando a la siguiente ronda.

El marcador muestra tanto el tiempo restante como la puntuación, la cual se va acumulando, cada vez que se acierta se añade los siguientes puntos: 50 x Agujero (1, 2 o 3) + 50 x Ronda + Tiempo restante.

El diseño incluye 4 sensores para detectar la bola, 2 finales de carrera para calibrar la posición de los motores, 2 motores paso a paso, 3 leds, 2 joysticks, un pulsador y una pantalla de 7 segmentos. Todo conectado a un único microcontrolador.

El programa se encarga de obtener la posición del joystick y traducirla en una velocidad para cada uno de los motores, controlando la posición en la que se encuentra la barra para limitar el movimiento dentro de un margen. Los sensores continuamente comprueban si la bola ha pasado por algún agujero para sumar puntos o finalizar la partida.