La prensa ejerce unas 80 toneladas de presión. Se utiliza para fabricación de piezas de estampación, clavado de casquillos y otros procesos industriales. Está fabricada en España y pesa unos 1.000 kilos en total.