Vamos a hacer pompas de color negro.

Si usáramos una solución de agua con jabón, y le añadimos colorante, no conseguiremos ver realmente el color, ya que la pompa es demasiado fina.

Añadiendo un polímero determinado a la mezcla, conseguimos aumentar el espesor de la pompa, y por tanto SÍ conseguimos ver el color del tinte, ya que la cantidad de material es mucho mayor, y la luz absorbida y reflejada por la pompa también.

Segundo efecto. (echamos una gota de agua jabonosa sobre la pompa negra)

por diferencias de tensión superficial y densidad, al echar una gota de agua jabonosa sobre la pompa negra, el pigmento se va automaticamente a la parte de abajo de la pompa, devolviendo a la burbuja su color transparente habitual.

Tercer efecto. (prácticamente lo mismo)

Posamos una pompa negra sobre una superficie humedecida con agua jabonosa, y se produce el mismo efecto, pero más lentamente.