Se llama Quentin Godet, viene de Francia, tiene 23 años y lleva desde los 14 jugando con el yoyó.

Existen varias modalidades de yoyó. Lo que hace Quentin se llama “Offstring” o “4A” que consiste en separar la cuerda del yoyó mientras está en el aire y volver a recogerlo. Solo hay 20 personas en Europa que hagan esta modalidad, y del nivel de Quentin sólo hay 4.

Ha ganado 3 veces el campeonato de Europa (2014, 2015, 2017) y este año vuelve a presentarse. El próximo campeonato de Europa será el 22 y 23 de marzo en Australia.

Física de un yoyó

El yoyó se lanza hacia el suelo o hacia donde queramos, incluso en vertical. El hilo se desenrolla por la fuerza de la gravedad o por la fuerza que nosotros le hemos otorgado. Cuando la cuerda se termina el Yoyo sigue girando por que el hilo está algo suelto, permitiendo que el giro continúe.

El yoyó transforma la energía potencial gravitatoria en energía cinética de rotación.

Muchos de los yoyó actuales (como el de Quentin), tienen un rodamiento que potencian la duración del giro.

La cuerda también entra en juego, ya que usa fuerza elástica para ayudar a que el yoyó vuelva a nuestras manos. Cuando lanzamos el yoyó la cuerda se va estirando, e imperceptiblemente, se alarga más de lo normal, cuando regresa a su estado habitual lo hace con una fuerza de regreso que va replegando de nuevo el yoyó.