En condiciones normales de presión y temperatura el hexafluoruro es un gas incoloro cinco veces más pesado que el aire donde objetos y gases menos densos pueden flotar.

El hexafluoruro de azufre congela a -64ºC por lo que el nitrógeno líquido es capaz de solidificarlo reduciendo drásticamente su volumen.

La vibración de las cuerdas vocales en un medio más denso que el aire como el hexafluoruro de azufre produce un tono mucho más grave en la voz.