EFECTO ALLASSONIC (CHOCOLATE CALIENTE)

La frecuencia del sonido depende de una relación entre la velocidad del sonido y la longitud del vaso. En este experimento vamos a notar cómo esta frecuencia (pitch, nota…) va variando con el tiempo. La longitud del vaso es constante, nunca se ve afectada, lo que va a hacer variar la frecuencia es la velocidad del sonido:

La velocidad del sonido en el aire es 340 m/s y en el agua 1435 m/s. Lo que ocurre al echar el café o agua y removerlo es que en el agua se produce muchas microburbujas de aire que van desapareciendo poco a poco. Es decir, durante ese tiempo en el que van desapareciendo las burbujas, está cambiando “el medio” por el que se transmite el sonido pasando de tener más aire hasta tener agua pura. Con esta transición del medio va a ir variando también la velocidad del sonido, que a su vez le afecta a la frecuencia o nota que escuchamos.