Publicidad

CIENCIA MARRON

Una sandía recubierta de Line-X

El Line-X es un tipo de resina que consigue que al objeto al que se aplique se conviertan en indestructibles. De hecho, es con lo que han pintado el pentágono de EEUU para evitar posibles futuros ataques. En el programa un huevo, un ladrillo, un vaso o una gran sandía han sido los objetos elegidos para demostrar que aún lanzandolo desde grandes alturas, soportan grandes golpes.

antena3.com | Madrid
| 01.09.2014 23:02