Los castillos de madera estánformados a través de troncos que han sido cortados en piezas con forma cónica, para que al abrirse hagan tope con la pieza contigua y queden encajados. Cada pieza tiene una forma y una medida justa para que, al quedar todas encajadas, formen una figura. Las piezas se abren gracias a la primera ley de Newton, ya que ejercemos una fuerza hacia abajo con la base del tronco, quedando las piezas restantes en reposo en el aire, facilitando así que queden encajadas entre sí. El impulso generado sobre la base de madera permite que los diferentes niveles telescópicos se desvelen gracias a la primera ley de Newton.