BionicOpter

Inspirado en el vuelo de las libélulas, este robot es un muy buen ejemplo de biomimética. La biomímesis, también conocida como biomimética, es la ciencia que estudia a la naturaleza como fuente de inspiración de tecnologías innovadoras para resolver aquellos problemas humanos que la naturaleza ha resuelto, a través de modelos de sistemas (mecánica) o procesos (química), o elementos que imitan o se inspiran en ella.


Este robot es el resultado de imitar técnicamente el sofisticado vuelo de la libélula con BionicOpter. Al igual que su ejemplo natural, el objeto volador ultraligero puede ejecutar maniobras en cualquier sentido, mantenerse en el aire sin moverse y planear sin agitar las alas.


Con su libélula controlada a distancia, Festo demuestra la eficiencia de la comunicación inalámbrica en tiempo real, que hace posible un intercambio permanente de datos, el aprovechamiento combinado de la evaluación de datos transmitidos por varios sensores, así como el reconocimiento de las condiciones de vuelo y de estados críticos.


Nueve grados de libertad de movimiento

Cada una de las alas se puede ajustar y mover de forma específica, junto con la cabeza y la cola. El movimiento giratorio de las alas determina el sentido de avance, y controlando la amplitud, se define la magnitud de la fuerza de impulsión. Combinando ambos factores, la libélula controlada a distancia puede ejecutar casi cualquier maniobra de vuelo. En total lleva integrados 9 electromotores y 8 servomotores además de la controladora de vuelo.


Sistema de materiales ligeros y compacto

El sofisticado comportamiento de vuelo es posible gracias al uso de materiales muy ligeros y que los componentes como sensores, actuadores y las partes mecánicas, así como la tecnología de control y regulación, ocupan un espacio mínimo.


Récord Guiness

Los Guinness World Records han incluido en su nueva publicación una nueva categoría dentro de su sección de robots en la que han reconocido al dispositivo con forma de libélula BionicOpter como el insecto robótico volador más grande del mundo.


Las libélulas

Las libélulas son uno de los aviadores más ágiles y hábiles del planeta y atrapan al 95% de las presas que persiguen.


Aplicaciones

El objeto volador puede ejecutar maniobras en cualquier sentido, mantenerse en el aire sin moverse y planear sin agitar las alas. Es decir, un avión, un helicóptero y planeador en uno.


Marcus Schaeffer

Ingeniero robótico, él es la única persona capaz de manejar el BionicOpter debido a su particular tipo de vuelo.


Es el resultado de un año de trabajo de un grupo comprendido por entre 7 y 10 miembros entre los que se incluyen biólogos, ingenieros mecánicos, ingenieros robóticos...