Ciencia con Marron

Marron recrea uno de los choques más súper elásticos que hay… ¡con una goma de un globo!

David Bisbal y Álbaro Soler han contemplado este curioso experimento que pone a prueba el coeficiente de restitución.

Publicidad

En este experimento vamos a poner a prueba el coeficiente de restitución de una bola rebotando en la goma de un globo.

El coeficiente de restitución (“e”) es una medida de la elasticidad de un choque, o lo que es lo mismo, una medida del grado de conservación de la energía. Newton define el coeficiente como el cociente entre las velocidades relativas de los cuerpos antes y después de la colisión.

Denominamos elásticos a aquellos choques en los que no hay pérdida de energía, los cuales vienen representados por un valor de e = 1. Por el contrario, un choque es perfectamente inelástico si toda la energía se pierde en el choque, y por tanto, tienen un valor de e = 0.

En nuestro caso, tenemos un coeficiente de restitución del 97%, eso quiere decir que la pérdida de energía en los choques es muy pequeña. El 3% restante es energía disipada en forma de calor y transferida en forma de energía mecánica al aire, generando ondas de presión que percibimos como sonido. Por eso, a medida que va reduciéndose la altura del bote, aumenta la frecuencia del sonido que escuchamos.

Históricamente, las leyes generales de la colisión entre cuerpos se expresan en la mecánica clásica, siendo los primeros autores en abordar el problema Newton y Poisson ya en el siglo XVII.

Antena 3 » Programas » El Hormiguero 3.0 » Secciones » Ciencia Marron

Publicidad