Escultura de monedas

Las monedas de 5 céntimos de euro son de acero recubierto de cobre.

En presencia de un campo magnético los momentos magnéticos de estos materiales se alinean paralelamente a este. Esto quiere decir que se imana. Así, se sienten atraídos por el imán, y se comportan a su vez como pequeños imanes con su momento magnético orientado según el campo del imán.

El campo magnético es inversamente proporcional a la distancia al cuadrado, por lo que cuanto más cerca del imán, más intenso será el campo magnético. La estructura que hemos construído tiene las distancias justas para que la fuerza magnética compense la fuerza de la gravedad y el conjunto de las monedas quede suspendido y lo podamos girar.

Si el campo magnético al que están sometidos es lo suficientemente grande, al separar las monedas seguirán presentando un cierto magnetismo por un proceso que se conoce como histéresis magnética.