Publicidad

Antena 3 » Programas » El Hormiguero 3.0 » Secciones » Ciencia Marron

Ver para creer

¡Sorprendente! Marron enciende una bengala capaz de atravesar un huevo y un hielo

Dos experimentos que te dejarán boquiabierto.

En resumen

VENTANA DE AMES

Hemos preparado una ilusión óptica que se conoce como “Ventana de Ames”. Consiste en una pieza plana que simula ser una ventana rectangular, aunque en realidad tiene forma trapezoidal, montada sobre un eje que permite girar 360º. Ambas caras tienen la misma imagen por lo que al alcanzar los 180 grados parece que se detiene y empieza a girar en el sentido contrario.

Fue inventada por el oftalmólogo estadounidense Adelbert Ames, Jr. en 1947.

Para añadir mayor confusión al conjunto, nuestro compañero Keller se asomará a través de la ventana.

BENGALAS A TRAVÉS DE HUEVOS

En realidad, las luces de bengala o “estrellitas” como se las denomina en muchos lugares se basan en una reacción química muy básica para la que solo hace falta un combustible metálico y un oxidante. En el caso de las bengalas, ese combustible suele ser polvo de hierro, aunque a veces se utilizan otros metales como el aluminio o incluso el titanio. El oxidante es nitrato de potasio, y todo ello se amalgama mediante un derivado del almidón llamado dextrina.

La reacción química la inicia el oxidante al aplicar calor, y no es muy diferente a la de un explosivo pirotécnico, solo que en este caso no está confinado en un recipiente a presión, por lo que no explosiona. Al aplicar una llama a la mezcla, se libera oxígeno que oxida el metal y hace aumentar aún más la temperatura, encendiendo las partículas cercanas y extendiendo la reacción. Las chispas no son otra cosa que las finas partículas de hierro que salen disparadas y se consumen en el aire por efecto del calor.

Como las bengalas generan su propio oxígeno, en teoría, no se apagarán en condiciones de ausencia de oxígeno.

Esta vez las hemos sometido a pruebas haciéndolas pasar a través de diferentes objetos. La clave para que no se apague es que se genere el oxígeno suficiente sea posible la reacción.

Aunque no son tan peligrosas como un petardo, las bengalas tampoco son juguetes. Su punta incandescente alcanza temperaturas entre 1.000 y 1.600 grados celsius. Además, mantienen el calor durante mucho tiempo, así que no conviene tocarlas ni siquiera inmediatamente después de haberse consumido.

¡No te lo pierdas!

Arturo Valls ha visitado 'El Hormiguero 3.0' para hablar de la nueva temporada de 'Mask Singer', que se estrena el lunes 17 de mayo. Ha contado secretos como la cláusula de confidencialidad que deben seguir todos en el programa.