Espectacular a cámara lenta

Espectacular... ¡y peligroso!: Marron sorprende con katanas de hielo y fuego en 'El Hormiguero 3.0'

Marron ha enseñado dos efectos visuales creados con katana.

Publicidad

Antena 3 » Programas » El Hormiguero 3.0 » Secciones » Ciencia Marron

Hoy vamos a ver dos efectos visuales creados con katana. En primer lugar, sumergimos una katana en nitrógeno líquido. El enfriamiento de la katana provoca la condensación del vapor de agua en el aire en su entorno. Al desplazarla, perturbamos el aire creando una onda que las diminutas gotas de agua nos permiten visualizar. Por otro lado, traemos un especialista que nos enseñará un efecto visual espectacular con una katana en llamas. La katana se compone por parafina como combustible y se le añadirá licopodio para generar un efecto pirotécnico.

Katana:

Se refiere a un tipo particular de sable de filo único, curvado, tradicionalmente utilizado por los samurái. Su tamaño más frecuente ronda el metro de longitud y el kilo de masa. El tipo de katana más difundido en la actualidad es el conocido como "Oda Nobunaga", en alusión al daimyō creador de dicho modelo, de hoja curva y alrededor de un metro de longitud total.

Nitrógeno líquido:

Es un químico que es extremadamente frío, aproximadamente -328°F (-200°C). El nitrógeno líquido congela instantáneamente cualquier cosa que toque. Se utiliza para destruir células que conforman tejido enfermo o canceroso. El tejido que ha sido congelado se seca y se desprende. El nitrógeno previene la oxidación. En la industria del metal es un componente clave como gas de arrastre y purgante en la producción de acero

Parafina:

Combustible líquido que se obtiene a partir del queroseno, que es una sustancia que procede del petróleo mediante varios procesos de refinamiento. Es recomendable utilizar una bomba manual o a pilas para su trasvase desde el envase hasta el depósito de la estufa de destino.

Licopodio:

Es un polvo seco fino hecho de una planta llamada Lycopodium. Se utiliza como efecto de fuego desde hace cientos de años. Lycopodium se ha utilizado en fuegos artificiales y explosivos, polvos para huellas dactilares, como cobertura para pastillas y como estabilizador de helados. Hoy en día, el uso principal del polvo es crear destellos o llamas que son grandes e impresionantes pero relativamente fáciles de manejar con seguridad en actos de magia y para efectos especiales de cine y teatro.

Seguro que también te interesa de la entrevista...

Daniel Brühl, entre su origen español y alemán : "Siempre soy el de fuera"

Publicidad