BOTELLETOR PLUS

Se ha realizado mediante un sistema mecánico, el “Bottle Cap Challenge” de manera que caiga la botella de pie todas las veces que se quiera.

Se ha usado un trozo de madera con peso en uno de sus extremos. En mitad, se ha sujetado la madera para poder producir el balanceo y así la otra extremidad golpee la botella.

Este sistema tiene muchos grados de libertad y los hemos minimizado todos lo máximo posible para que cada golpeo se produzca lo más parecido posible.

Por ejemplo, se ha usado un electroimán para liberar la catapulta siempre con la misma fuerza. También hemos fijado la altura de recepción de la botella a la que le hemos colocado un plástico deslizante que mejora la caída. Además, hemos medido los mililitros de agua que lleva la botella.