Don Rogelio ha demostrado a Carlos Iglesias, Roberto Álvarez y Ramón Barea que, incluso despistado, nadie es capaz de ganarle al juego de los quince palos. "Está haciendo la mirada de la muerte", han advertido Trancas y Barrancas a los actores, que no terminaban de comprender el juego.

Aunque Carlos creía que "iban bien seguro", Roberto Álvarez se ha dado cuenta de que, hicieran lo que hicieran, iban a perder. "Ya os he dicho antes que había que pensar", ha reprochado a sus compañeros.