El exseleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque ha mostrado su lado más personal en 'El Hormiguero 3.0', explicando cómo es su vida desde que dejó la Selección española. "He sido un auténtico privilegiado", ha reconocido sobre su época como entrenador, añadiendo que desde su retirada siempre ha dicho un tajante "no" a regresar a los banquillos.

Del Bosque ha explicado la iniciativa de la que ha sido nombrado Embajador: LaLiga Genuine Santander, para que las personas que alguna discapacidad intelectual también puedan competir en el fútbol. "Das una ilusión tremenda", ha afirmado el exseleccionador, que ha comentado que en esta competición hay una clasificación deportiva y otra por el juego limpio. "Estamos faltos de ejemplos y esto debe de calar", ha valorado, y también ha expresado: "Todos tenemos nuestras limitaciones. Si nos miramos, tenemos nuestras discapacidades también".

Del Bosque ha aclarado si Pedro Sánchez le ofreció un cargo político: "Hay algo de cierto y algo que no lo es: estuve una hora aproximadamente charlando con él, sobre todo de deporte", ha recordado, y ha contado que dos o tres días más tarde fue cuando accedió a la Presidencia. "Se rumoreó que me ofreció un cargo, pero en absoluto", ha zanjado. El exseleccionador nacional ha dado los tres motivos por los que lo hubiera rechazado: "Ya no estoy en edad, no tengo formación para eso, y no me gusta llevarme mal con nadie". Además, ha revelado que, pese a que su padre le recomendó: 'No te metas en política', es un ámbito que le gusta y ha expresado un deseo: "Ojalá que lo hagan todos lo mejor posible".

Centrándose en su experiencia en el fútbol, Del Bosque ha respondido a si en un equipo manda más el técnico o los jugadores. "Cada uno tiene su parcela", ha afirmado, aunque ha añadido que "es bueno que haya jugadores que sean líderes y que influyan de forma positiva". En general, ha reconocido que ha tenido pocos choques: "No me puedo quejar de casi nadie".

El exseleccionador nacional también se ha mojado sobre el empleo del VAR: "A favor". "No podemos dar la espalda a la realidad, que es el progreso y hay que utilizarlo de la mejor manera posible", ha explicado.

Del Bosque también ha comentado el cambio estético que aceptó para una campaña publicitaria: "Me quitaron el bigote", ha recordado. ¿Y qué le dijeron en casa su mujer y su hijo Álvaro? "Se reían por lo bajinis porque me veían distinto", ha comentado con humor.