El gato robótico se llama Nybble. Es un proyecto de código libre que sigue en fase de desarrollo cuyo objetivo es proporcionar el diseño hardware de un robot animal y el firmware que controla las funciones básicas como andar, girar, saludar, etc. Para ser controlado por un software de más alto nivel. Se controla desde un puerto serie al cual podemos conectar un chip de bluetooth para enviar los comandos desde el móvil o el ordenador. También recibe instrucciones desde un mando infrarrojos.

Tiene 11 servomotores, 2 por cada una de las patas y la cabeza, y otro para la cola. Un acelerómetro permite realizar ajustes de estabilidad, reaccionando así ante cambios de inclinación de la superficie. Incorpora también un sensor de ultrasonidos y varios puertos para realizar más conexiones de sensores.

Durante la acción se enviarán los comandos desde una tablet, usando una aplicación que actúa como terminal bluetooth. Mostrando así los diferentes comportamientos básicos que tiene programados. Hay que tener en cuenta la complejidad del movimiento, por ello es crucial tener calibrado cada servomotor a su posición 0 rigurosamente.