Publicidad

Araceli trabajo mucho para sacra a las 2 niñas adelante y su hija Jesica con sólo 11 años cogió las riendas de la casa ayudando a su madre y cuidando de su hermana pequeña. Ella nunca me hizo ningún reproche ni le pidió nada y se siente culpable de no haber podido comprarla nada.