Publicidad

Tan solo habían pasado cinco meses desde que se separaron y ya quería volver con ella, pero para entonces ya era tarde e Isabel mantenía otra relación con otra persona.

Rafael rehizo su vida y volvió casarse otras dos veces, matrimonios que nunca llegaron a buen puerto. Hoy sigue pensando que de quien está enamorado es de Isabel y, 15 años después de separarse, acude al programa para volver con ella. El problema: Isabel actualmente está casada.

Rafael está convencido de que su ex mujer no es feliz en su actual matrimonio, ya que cree que su marido es "un soso" y además asegura que Isabel no se acerca a él porque todavía siente algo.