Publicidad

Asegura que su madre está todo el día controlándola porque no confía en ella y no sabe el motivo. Está todo el día diciéndola lo que tiene que hacer y quejándose por todo. Lo que más rabia le da es que su madre le abra el bolso para cotillear.

Está todo el día encima suyo como si fuera una niña pequeña. A su hermana mayor la trata diferente ya que le cuenta las cosas, en cambio a ella no le cuenta nada. Sabe que es una chica despistada y desordenada, pero asegura que no es desobediente.