Retos | Programa 1

Mariló Montero fascina con Trash!: ¡Pura energía! en un número de percusión en ‘El Desafío’

La presentadora se ha tomado muy en serio su primer reto en el programa. Tras una dura semana de ensayos, Mariló Montero sorprendía con un look acorde a su número de percusión. ¡Pura magia con todo tipo de herramientas con Trash!

Publicidad

Yo soy muy de ferretería, confesaba Mariló Montero durante los ensayos cuando descubrió cuales eran sus instrumentos para realizar el número de percusión. “Me encanta, enfosco la pared, arreglo muebles” asegura la concursante de ‘El Desafío’ ante su reto.

La comunicadora decidió llevarse una caja de herramientas para seguir practicando el número de Trash! en su casa, “Tuve que ensayar en el cuarto de baño y se metía el sonido por las tuberías” afirma Montero sobre sus ensayos de ‘El Desafío’.

Mariló Montero pisó el plató sorprendiendo a todos con un look acorde a Trash!, el número con el que realizó su primer desafío de percusión. Fuerza y mucha energía, así ha sido el reto de Mariló Montero en el primer programa.

Antena 3 » Programas » El Desafío » Temporada 3 » Concursantes » Mariló Montero

Publicidad

La relación de Amelia Bono y Manuel Martos, intacta después de 17 años: "Creemos que el amor puede con todo"

La relación de Amelia Bono y Manuel Martos, intacta tras 17 años: "Creemos que el amor puede con todo"

La pareja comenzó su relación hace 17 años y, aunque, como todas, ha tenido sus baches, han logrado superarlos y construir una maravillosa vida juntos. Rodeados de sus cuatro hijos, están completamente sumergidos en una locura aunque son conscientes de la suerte que tienen.

Eva María, digna sucesora de su madre Georgina Rodríguez: ¡Con 5 años posa como nadie!

Eva María, digna sucesora de su madre Georgina Rodríguez: ¡Con 5 años posa como nadie!

La hija de la influencer y Cristiano Ronaldo nos ha dejado sin palabras con su posado con un bolso de casi 3 mil euros. La pequeña está aprendiendo viendo a su madre hacerse fotos, como las que nos ha dejado en mitad del desierto. ¡Ni ahí pierde su esencia!