Marina (31 años, consultora inmobiliaria) y Desiré (35 años, dependienta en unos grandes almacenes) son dos amigas que se enfrentan a esta experiencia desde Benalmádena (Málaga), donde Marina vive con su perrita Dama.

Tendrán que ingeniárselas para seguir con sus rutinas sin los 55 pares de zapatos y las 66 pulseras de Desiré o los 33 cinturones y los 27 pintauñas de Marina. Les encanta cuidarse, son coquetas y tienen miedo al momento de quedarse completamente desnudas.

Buscan superarse y ver hasta dónde son capaces de llegar: “Nos alucina la idea de poder vivir sin nada. Las dos somos ingeniosas y muy creativas. Juntas nos va a ir muy bien”.

No pueden vivir sin:

- Desi: el maquillaje y la plancha del pelo.

- Marina: el café, su coche y el sofá.