Publicidad

Voy a sanar

Voy a sanar

Meritxell Huertas cuenta de dos abueletes mirando la televisión a altas horas de la madrugada porque tienen insomnio. Hay un telepredicador que dice: Ustedes pongan su mano en mi mano a través de la pantalla y la otra donde quieren que yo les sane...

|
| 25.10.2010 18:01
Meritxell Huertas cuenta de dos abueletes mirando la televisión a altas horas de la madrugada porque tienen insomnio. Hay un telepredicador que dice: Ustedes pongan su mano en mi mano a través de la pantalla y la otra donde quieren que yo les sane...