Publicidad


Bárbara Rey ha asegurado que sus hijos y ella están destrozados por la muerte de Ángel Cristo. Ha respondido a todos los que la han tachado de falsa, interesada y prepotente en el funeral del domador.

Nos ha contado con todo lujo de detalles cómo se enteró de la muerte de su ex marido. Por otro lado dice que puso en su corona que había sido el hombre de su vida.

Bárbara asegura que en el tanatorio le pidió perdón por todo el daño que le había hecho y que le perdonó el calvario que le hizo vivir. Reconoce que lloró muchísimo, que le tuvo que secar la cara varias veces de las lágrimas que le caían.