Publicidad

PROGRAMA 4 | 'CASADOS A PRIMERA VISTA'

Las armas mañaneras de Tito para intentar conquistar a una fría Cristina

Cristina y Tito despiertan en la Riviera Maya después de su noche de bodas. Tito, el cariñoso, se ofreció a enjabonar a Cristina, algo que ella dijo saber hacer sola. Trató de conquistarla con su lado más romántico y escribiéndole en el espejo un “Buenos días princesa”, algo que parece que no sorprendió a Cristina demasiado. Decepcionada afirma que "No se con qué tipo de chicas habrá estado él, pero a mi con una nota no me va a conquistar".

antena3.com | Madrid
| 01.02.2016 12:05

En su segunda noche Tito quiso sorprender a Cristina con un ‘seductor’ baile nada más despertar. Colgado de los barrotes de la cama, movió sus músculos a ritmo de reggaetón. A la catalana le gustaría que Tito le hiciese otras cosas, esa forma de conquistarle parece que no es la correcta.