Publicidad

¿Quieres dejar de mirarme las tetas?

¿Quieres dejar de mirarme las tetas?

Las caídas entre chistes son menos dolorosas. Y más si tienen un final inesperado a la pregunta: "¿Quieres dejar de mirarme las tetas?".

Las caídas entre chistes son menos dolorosas. Y más si tienen un final inesperado a la pregunta: "¿Quieres dejar de mirarme las tetas?".