LO CUENTA EN SU LIBRO

Isabel Ordaz, La Hierbas en Aquí no hay quien viva, habla por primera vez sobre su cáncer: "Estoy viva de milagro"

La actriz de Aquí no hay quien viva, Isabel Ordaz, ha impactado a toda España sincerándose sobre el cáncer que padece. Ahora, ha relatado su dura experiencia en su libro La vida en otra parte.

Publicidad

Isabel Ordaz es una de las actrices más queridas de nuestra televisión gracias a papeles como el de Isabel Ruiz, más conocida como La Hierbas, en Aquí no hay quien viva.

Los fans de la serie guardan un cariño especial a la mujer de Juan Cuesta en la ficción de Antena 3, aunque a quién no. Por ello, en las últimas horas, muchos se han volcado con la intérprete tras sincerarse sobre su cáncer en la publicación de su libro, La vida en otra parte.

Hablando con Vanitatis del duro proceso por el que ha pasado, Ordaz ha tenido que lidiar con un cáncer de colon, una enfermedad que ha llevado en secreto hasta ahora.

Escena de 'Aquí No Hay Quien Viva'
Escena de 'Aquí No Hay Quien Viva' | Atresmedia

"Poco a poco, me vi secuestrada, anonadada por esta enfermedad. Para no ser anulada del todo necesitaba mi propio relato, convertirlo todo en una narración", ha explicado sobre cómo dio forma a su historia tras haber publicado poemarios anteriormente. "Necesitaba el uso de las metáforas para crear otra realidad más allá de un lenguaje seco y muy poco compasivo, que es el que tiene el cáncer".

"Un diagnóstico de estas características hace que todo se deshaga a tu alrededor. Solo hay una flecha que señala el departamento de oncología. Tenía que crear una realidad en paralelo para que mi yo siguiera existiendo", ha detallado la actriz, que en su libro cuenta cómo fue operada en fechas navideñas. "Te quedas en nada, lleno de fragilidad. Empiezas a ser una persona muy dependiente del cariño de los amigos, del cuidado de la gente, de la amabilidad de los enfermeros o de las enfermeras e incluso de los propios especialistas".

Sobre el momento en el que se conoció su diagnóstico, Isabel ha recordado que "todo se altera, todo adquiere otra dimensión. Te quedas como perpleja. Ni siquiera podía llorar. Poco a poco, el diagnóstico va bajando al corazón, a la piel", asegurando que lo más importante de la sociedad es la educación y sanidad pública y que gracias a ella está "viva de milagro".

"Lo que hace unos años significaba muerte, ahora es una segunda oportunidad de vivir. Y por eso creo que tiene que expandirse, que la sanidad pública tiene que ser universal", confesó.

Ahora, ha pasado el ciclo de las revisiones y, aunque tienen que seguirle su evolución, los plazos son a largo plazo. "Ya llevo prácticamente cinco años haciendo una vida normal", aseguró, añadiendo que "gracias a Dios, he renacido".

ObjetivoTV» Televisión

Publicidad